-    Escrito por blanca

Aceite corporal

En Trucosbelleza os queremos hablar ahora de los aceites corporales. De como y para qué se utilizan y que partido podemos sacarles en función de la belleza de nuestro cuerpo. Son importantes para mantenernos hidratados y para que la piel se enfrente a las “adversidades” del día a día, por lo que atentos porque seguro que os va a gustar saberlo todo sobre el aceite corporal.

aceites-corporales

Los aceites corporales sirven principalmente para hidratar la piel de la misma manera que lo hacen las leches hidratantes aunque lo cierto es que existen claras diferencias entre ambas opciones tanto en la aplicación como en el resultado.

Aceite corporal o leche hidratante:

aceite-corporal-o-leche-hidratante

Aunque quizás el uso de la leche hidratante como opción para mantener cuidada nuestra piel sea lo más común para muchas personas que consideran que el aceite corporal es más adecuado para los bebés, tenemos que decir que esto no es del todo cierto ya que ambos productos podemos utilizarlos a cualquier edad. De este modo si queremos podemos utilizar tanto leche como aceite para hidratar nuestra piel. Será cuestión de gusto y de que sepáis que aunque el objetivo es el mismo existen algunas diferencias, además de saber qué tipo de piel tenéis ya que en el caso de pieles muy resecas la leche hidratante puede que actúe con mayor lentitud que el aceite , y en el caso de pieles grasas el aceite tardará más en filtrarse siendo más recomendable la leche. La leche hidratante es mejor que la apliquemos tras la ducha y con la piel seca para de este modo conseguir que se filtre y haciendo que en pocas horas nuestra piel esté toda hidratada. En cambio el aceite corporal es mejor aplicarlo cuando nuestra piel esté todavía humeda, de modo que con una poca cantidad de producto conseguiremos crear una película protectora en nuestra piel que nos va a hidratar durante todo el día además de dejarnosla mucho más suave de lo que queda con la leche.

Además y si ya habéis probado el aceite corporal, sabréis que aplicandolo en invierno conseguiréis entrar en calor mucho más rápido gracias a esa película protectora de la que antes os he hablado. Ahora eso sí con el aceite corporal es mejor esperar unos minutos antes de vestirnos ya que corres el riesgo de que la ropa se manche. Es mejor que nos tapemos con una toalla o que nos pongamos un albornoz durante unos diez minutos y para que la piel se seque al completo. Por otro lado tenemos que hablar de los distintos aceites corporales que podemos encontrarnos en el mercado y que además de hidratar pueden embellecer de  modo especial nuestra piel.

Aceites corporales variados:

Aceites corporales variados:

  • Aceite de Caléndula: Es ideal para aquellas pieles que sean muy resecas ya que hidrata mucho más.
  • Aceite de Almendras Dulces: Las rodillas, los codos y las manos son zonas en las que a veces es difícil el que podamos hidratar correctamente. Este aceite es ideal para ello.
  • Aceite de Rosa Mosqueta: Además de hidratar la piel, sirve para darle suavidad y firmeza, suele utilizarse para combatir las estrías antes y después del embarazo.
  • Aceite de Naranja: Además de permitir que la piel esté hidratada sirve para que se activen nuestras defensas, y deja un aroma muy particular.

Beneficios del uso del aceite corporal 

Hay muchos beneficios que debes tener en cuenta a la hora de pensar en usar un aceite corporal. Aquí los vamos a ver para que los tengas en cuenta a la hora de escoger qué es lo mejor para ti. Entre los más importantes para la piel encontramos los siguientes:

Aceite corporal

Foto: natura-america.blogspot.com

  • Mantienen la piel suave por mucho más tiempo y no dejan residuos, por lo que te puedes vestir después de usarlos sin tener que esperar un rato
  • Una hidratación completamente natural: al ser aceites que se crean con elementos naturales la gran mayoría aportan elementos naturales para nuestra piel. La mantienen hidratada sin que debamos usar sustancias químicas que nos pueden hacer cambiar el balance y la salud de la piel
  • Piel mucho más fresca durante más tiempo: dejan una sensación de frescor en la piel que te acompañara durante muchas horas, lo que es perfecto para sentirte fresca y cómoda en tu día a día
  • Piel suave a todas horas: si tienes problemas de piel seca o bien si te salen granitos por la depilación, usar un aceite corporal puede ayudarte a acabar con ellos o a reducirlos notoriamente
  • Aportan nutrientes esenciales: la piel necesita una serie de nutrientes esenciales como cualquier otro tejido o parte de nuestro organismo y los aceites esenciales son los que se los ofrecen para que disfrutemos de una piel más cuidada, saludable y con un mejor aspecto.
  • Ayudan a relajar la piel: si tu piel se irrita por elementos del exterior o por la depilación, el uso de un buen aceite corporal te ayudar a relajarla y a sentirte mejor.
  • Contra la ansiedad, la depresión y el nerviosismo: los aceites esenciales son perfectos para disfrutar de un mejor estado de ánimo y salud. Al aplicarlos, nos estamos cuidado y esto nos hace sentir bien a la vez que nos dedicamos un poco de tiempo en el que podemos cuidarnos y acabar con todo el estrés de todo el día.
  • Relajantes y tranquilizantes: los aceites corporales también actúan como relajantes y tranquilizantes gracias a las fragancias con las que están hechos. hay una gran variedad de ellas, por lo que seguro que vas a encontrar la que te gusta y que mejor te hace sentir.

Ritual para sacar un mayor partido a tu aceite corporal 

Aceite corporal

Foto: www.bezzia.com

Si quieres sacarle el máximo partido a tu aceite corporal y quieres disfrutar de todos sus beneficios, hay ciertos rituales que te ayudaran con ello. Nosotros te mostramos uno de ellos.

  • Aplica el aceite después de haberte duchado o de un baño con la piel ya seca
  • Disfruta de un buen masaje: no vayas con prisas. El aceite corporal funciona mejor si lo aplicas con un masaje en la zona y también te relajará. En las zonas como en la espalda, puedes pedirle a tu pareja, por ejemplo, que te lo eche y disfrutar de un momento de relax.
  • Vístete con prendas suaves: cuando hayas acabado de ponerte el aceite, vístete con prendas suaves a ser posible, sobre todo si te vas a quedar en casa. Esto hará que te sientas mucho mejor y más ligera.
  • Aplica también antes de irte a la cama: si tienes problemas para conciliar el sueño, el aceite corporal puede ayudarte a acabar con ellos. Lo único que debes hacer es aplicarte el aceite antes de irte a la cama y buscar uno que sea con aroma suave como la lavanda.

Video de aceites corporales: