Cinco trucos para evitar el enrojecimiento de la piel
2 votos

Cinco trucos para evitar el enrojecimiento de la piel

Todas sabemos que con el frío del invierno la piel tiene a enrojecerse, sin embargo, los cambios de temperatura, las horas de exposición al sol y las alergias empeoran el estado de nuestra piel. Por ello, hoy os damos cinco trucos con los que evitaremos que nuestra piel se enrojezca. ¿Preparadas?

cream-color-palettes

Es muy sencillo y podremos lograrlo en cinco pasos:

Productos suaves e hidratantes:

Si nuestra piel enrojece a la mínima aparición del frío o al conctacto de ciertos productos cosméticos, ha llegado la hora de recuperar nuestro “estuche” de belleza. Es tiempo de abocarse a los cuidados hipoalergénicos, con alta tolerancia testada bajo control dermatológico. Los productos que se encuentran en farmacias y perfumerías son ideales.

Para nuestro aseo diario es preferible una leche y una buena loción antes que el jabón y el agua del grifo. Esto último es demasiado desoxidante. ¡Basta de productos irritantes!

Maquillaje verde:

El maquillaje es un excelente aliado para enmascarar el enrojecimiento, siempre que sea muy bien elegido. Sólo se trata de utilizar una base correctora de maquillaje que contenga pigmentos verdes, el color que anula al rojo. Este color complementario enmascarará instantáneamente.

Corrector-verde-para-ocultar-manchas-rojas-del-rostro

Es aconsejable evitar los tonos rosas, rojos y las gamas de los ciruelas o violáceos que no hacen más que acentuar el problema. Son preferibles tonos más neutros como el gris, el azul marino o el negro.

Para dar el toque final a nuestro maquillaje, utilizaremos un polvo translúcido insistiendo en las zonas donde la piel se vea más enrojecida.

Cuidados SOS

En caso de golpes de calor, debemos calmar inmediatamente nuestra piel con un cuidado “anti-incendio”. ¿Cómo reconocer qué productos son los indicados? Todos aquellos que estén dotados de una fórmula que contenga pocos ingredientes pero sí una fuerte concentración de los activos hidratantes (glicerina, squalane) y antiinflamatorios, agua termal, extractos de regaliz o de rosa.

Debemos ser precavidas y llevar siempre en nuestro bolso un pequeño atomizator de agua termal. Imprescindible si se presentan los acaloramientos repentinos. Resultados garantizados.

atomizador agua termal

Máscara de pureza

Tenemos que mimar nuestra piel maltratada por el frío y el viento con una máscara rica en ingredientes relajantes e hidratantes. Con dos veces a la semana está bien.

Resultados: los pequeños enrojecimientos se irán atenuando y las sensaciones de acaloramiento desaparecerán. Lo más indicado es hacernos una máscara mientras nos damos un baño de inmersión para optimizar la penetración de los agentes activos.

mascarilla

Protegerse del efecto frío-calor

Las pieles hiper-reactivas son maltratadas, particularmente, por los cambios brutales del frío al calor. Debemos hacer todo lo posible por evitarlos al máximo ya que, a la larga, arrastran una dilatación de los vasos sanguíneos que provocan enrojecimientos sobre la piel (desaparecen rápido, generalmente, pero pueden llegar a transformarse en una enfermedad dermatológica) sobre todo si se trata de un piel muy blanca.

Además, es importante evitar las comidas picantes y los productos resistentes al agua que son difíciles de quitar sin que irriten la piel.

Leer más:

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>