Publicado por trucosbelleza - 20/09/2010

Hay un antiguo método de limpieza facial, llamado la limpieza del aceite, que consiste, tal como su nombre lo dice, en crear una piel radiante utilizando solamente agua caliente, una toallita, aceite de ricino y aceite de oliva extra virgen.

El método de limpieza con aceite sirve para eliminar el acné, las espinillas, los puntos blancos, negros y brotes que puedas tener en la cara. La clave está en dejar de usar el jabón, que contiene agentes de limpieza sintéticos, exfoliantes y humectantes que a la larga dañan la piel.

Casi todos los jabones que encuentras en las farmacias contienen productos químicos, sintéticos y aditivos artificiales, aún cuando sus etiquetas dicen que son completamente naturales o orgánicos. A largo plazo, aunque suene increíble, estos jabones pueden ser tóxicos para el hígado y otros órganos, incluyendo a la piel.

2

El acné y los brotes son originados por esos limpiadores fuertes que eliminan, además de la suciedad y las bacterias, la capa de aceites naturales que la piel necesita. Cuando los aceites naturales de la piel son removidos, la reacción natural del cuerpo es compensar la pérdida produciendo más aceite. Todo esto genera un círculo vicioso, de aplicar productos artificiales y volver a sufrir de la aparición de brotes.

Para cortar este círculo vicioso, lo primero es dejar de lavarse la cara con jabón. Lavarse la cara sólo con agua es más que suficiente para cambiar dramáticamente la apariencia y la salud de la piel. Hemos sido alimentadas con el mito que la piel puede ser mantenida de forma efectiva solamente utilizando productos caros y jabones. La verdad es que esto no es así.

3

Cómo limpiar la piel con aceite:

  • Mezcla aceite de oliva y aceite de ricino, o cualquier otro aceite sin procesar.
  • Masajeen una pequeña cantidad de aceite por toda la cara, para ir eliminando todos los residuos de tu piel, además de desechos, bacterias y células muertas.
  • Escurre una toallita en agua caliente y pásatela por la cara. Esto es como hacerte un minifacial.
  • Después de un minuto, limpia el aceite completamente con un paño. Si la piel la sientes seca y apretada, la puedes hidratar con una gotita de aceite.
  • El aceite de ricino es muy conocido por sus propiedades limpiadoras, mientras que el aceite de oliva es rico en antioxidantes y es un excelente hidratante. Puedes mezclar los aceites en las medidas que mejor se ajusten a tu piel, y utilizar aceites esenciales si quieres.

Fotos: (savor soaps) flickr, (tildeshop) flickr, (avlxyz) flickr

Añadir comentario



Versión web